TROU DE FER (Isla Reunión´16) por Bras Mazerin

Crónica por Daniel Planells Mora

DESCARGA LA CRÓNICA COMPLETA EN PDF AQUI:cronica-trou-de-fer-reunion
03/10/2016

Día 03/10/2016, Estamos nerviosos, ansiosos, la adrenalina la tenemos por las nubes. Llevamos todo un año trabajando en este viaje a Isla Reunión para descender el Gran Trou de Fer. Hasta hace pocos años se ha considerado de los barrancos mas técnicos del mundo, donde para un equipo como el nuestro de 9 personas se requieren entre 2 y 3 días para su descenso. (He de decir que nunca más descenderé un barranco de estas características siendo tantas personas). Al ser 9 personas tenemos que organizarnos para descender la vertical de 300 metros dentro de un orden, así que hacemos una reunión y empezamos a preparar el descenso indicando a cada uno de los miembros el rápel que tiene que instalar y su orden de bajada.

Después de la reunión llegamos a la siguiente conclusión: El barranco lo hemos dividido en 3 tamos diferenciados. La primera de ellas es Bras Mazerín, un barranco abierto que cuenta con 3 verticales; una fraccionada de 145 metros, otra de 49 y una última de 68. De una vertical a otra hay mucha distancia así que tendremos que darnos prisa para llegar al final sobre las 12:00 del medio día.

Una vez terminada la primera parte, llega la gran cascada de 300 metros dentro del circo de Trou de Fer, teniendo previsto alcanzar su base sobre las 18:00 de la tarde. Hora perfecta para comenzar a montar el vivac y pasar allí la noche.

Y por último nos quedaría el corredor de Bras Caverne, 2800 metros de caminar y nadar, con algún rapelillo que acabariamos al día siguiente.

De todos modos y como somos previsores en la reunión hemos acordado que llevaremos comida para un día de más, por si tenemos algún percance dentro del barranco y nos toca vivaquear un día mas.

Hemos terminado la reunión y dejamos preparado todo el material que nos va a acompañar durante toda esta aventura para que mañana cuando suene el despertador podamos desayunar, vestirnos e irnos de inmediato a por el gran Trou de Fer: 2 cuerdas de 114 metros de 10mm de diámetro, 3 cuerdas de unos 120 metros de 9mmn de diámetro y 3 cuerdas de 80 metros de 9mm, equipo de vivaquear (sacos de dormir, comida, agua, mantas térmicas, frontales, ropa seca, etc…) además de todo nuestro equipo personal (arnés, casco, neopreno, mosquetones etc…) y como no puede faltar llevamos 6 walkies para la comunicación en la vertical.

reunion_4                                            Las 8 cuerdas que llevaremos en nuestra aventura.

Día 04/10/2017 suena el despertador a las 02:30 de la mañana, como siempre estamos una hora en la casa antes de salir hacía el parking, llegando allí sobre las 05:00 de la mañana. Nos ha salido un día frío, con niebla y nos cae alguna gotilla del cielo. Vamos es uno de esos momentos que piensas que estarías mejor en tu camita tapado con la manta, pero después vuelves a pensar y dices QUE COÑO!!! A POR TROU DE FER!!!!.

reunion_5             Parking que utilizamos para descender Trou de Fer por Bras Mazerin

Como la velocidad en cuanto a conjunto se refiere no nos caracteriza, tardamos otra hora en cambiarnos y prepararnos antes de comenzar la aproximación hasta Bras Mazerin. Llevamos aproximadamente unos 25 o 26 kilos a la espalda cada uno y tenemos sobre 1 hora de aproximación hasta llegar a nuestro objetivo.

reunion_6A la derecha Juan Carlos con su saca confeccionada por él mismo, a la izquierda yo, preparados para comenzar a caminar.
reunion_7Bruno, Joseba, Oscar, Taty, Dani y Juan Carlos

Comenzamos a caminar y al principio es una pista ancha, para en un par de minutos convertirse en un sendero con un caminito hecho de madera para que los turistas puedan acceder al mirador de TROU DE FER. Es una marcha muy cómoda y sin apenas desnivel. Por lo que en 1 horita y poco estamos en el cauce de Bras Mazerin.

1                                                                                          Cómodo sendero de aproximación.

Sobre las 08:00 estamos en el cauce seco del Bras Mazerin y una vez allí todo cambia, todo esta lleno de piedras que resbalan por lo que la progresión se hace muy lenta, además con el añadido del peso en la espalda que también dificulta nuestro paso. Es un cauce limpio en cuanto a vegetación se refiere, es además inmenso, ancho, completamente abierto. Lo único que nos rodea es una frondosa vegetación espesa y extensa que esta en los laterales del cauce donde las aguas de este no llegan para arrasar con la flora.

2                                                                                      Primera parte del cauce de Bras Mazerin.

Después de un primer desnivel que salvamos con un natural a un árbol por la izquierda, llegamos a la primera vertical del Bras Mazerín: 145 metros de vertical separada en 3 fraccionamientos de 53 metros, 54 y 36. Instala Oscar y yo comienzo el descenso hasta la primera repisa a esperar a Joseba.

3                                                                 Primera vertical vista desde arriba. 1Er fraccionamiento
4                                       Aquí comienza el segundo fraccionamiento de la primera vertical. Vistas brutales
1Segundo fraccionamiento de la primera vertical

Cuando comenzamos a descender, comienzan a surgir los primeros problemas. Problemas sin importancia pero que nos ralentizan mucho el tiempo para poder cumplir nuestros horarios. Para empezar la aventura nuestro amigo Joseba no encuentra el segundo punto del autodescuelgue del segundo fraccionamiento e instala el rápel desde el primer punto. Nosotros vemos que no puede ser posible ya que crea mucho roce en la cuerda, y decidimos mirar la reseña para sacarnos de dudas y efectivamente hay un segundo punto que él no ha encontrado. Joseba decide descender hasta donde llega la cuerda, una repisa a unos 50 metros donde no encuentra tampoco ninguna reunión. El segundo en descender es Juan Carlos que se queda también en la repisa junto a Joseba sin poder localizar ninguna reunión.

Arriba nos ponemos a buscar el segundo punto del autodescuelgue, y WUALA!!! por fín lo encontramos y podemos instalar el rapel como indica en la reseña, así evitamos el gran roce que producía a nuestra cuerda, enviándoles a Joseba y Juan Carlos la cuerda de rapel bien instalada para que pudieran seguir descendiendo para localizar el tercer fraccionamiento.

Y así ocurrió conforme se colgaron en la cuerda y bajaron unos metros localizaron enseguida el fraccionamiento del último rapel de la primera vertical. Los últimos 36 metros.

2Esta es la base de la primera vertical. Aunque parece una pequeña charca es una gran balsa
3                                                                                       Último rapel de la primera vertical

Por fin han descendido todos el primer rapel de la primera vertical, ahora tenemos que recuperar cuerda. Y como NO!!!! el siguiente problema. Nos ponemos a recuperar cuerda hasta que de repente la cuerda se queda completamente bloqueada. Entre 5 personas no eramos capaces de recuperarla, así que decidimos montar un polipasto. Con el polipasto montado comienza a bajar la cuerda muy poco a poco, pero al final conseguimos recuperar la cuerda. Los dos siguientes rapeles se descienden y recuperan cuerdas sin problemas, pero con estos dos imprevistos se han perdido unas 2 horas en ese rapel, así que se nos hacen las 11:00 horas de la mañana, deshaciéndonos la idea de estar a las 12:00 horas del medio día en la vertical de 300 metros del gran Trou de Fer. Aún nos queda mucho trozo que caminar por el cauce y dos verticales más hasta los 300.

                                                                                     4                                                                                 Primer vertical visto desde lejos, 145 metros.
5

Zonas de caos y mas caos, una infinidad de bloques de piedra gigantes que destrepamos y volvemos a destrepar.

Nadando y caminando por Bras Mazerin hasta que por fín llegamos a nuestro siguiente vertical. Una vertical de unos 49 metros a la cual accedemos a través de un pasamanos. Es una vertical muy bonita, donde el baño esta garantizado.

1Pasamanos de acceso a la vertical
2Vertical de 49 metros

Descendemos esa vertical y como no, seguímos nadando, caminando y destrepando bloques por el cauce hasta que llegamos a la siguiente vertical de 68 metros. Su acceso se hace también a través de un pasamanos. Una vez montado el pasamanos desciende Joseba en autodescuelgue para buscar el fraccionamiento al que tiene que acceder a través de un desviador de montaje casi obligatorio si quiere llegar a la siguiente reunión. Una vez pasa la cuerda por el desviador el siguiente en descender lo desmonta, aunque pienso que fue una mala idea ya que los siguientes nos lo vimos un poco mal para acceder a esa reunión.

3Pasamanos de acceso a la reunión
4Vertical espectacular vista desde arriba

sin-titulo1

Vertical vista desde abajo

2

Desde la cabecera del primer rapel ya se intuye el circo de Trou de Fer

A las 18:00 de la tarde acabamos de descender este último rapel. Nuestra idea era estar a las 12:00 del medio día en la cabecera de la gran cascada de 300 metros y a las 18:00 de la tarde estar montando el vivac para pasar la noche en la base de la cascada. Hemos fallado completamente en los horarios pero menos mal que somos previsores, además que en la reseña indica que a pocos metros del final de este rapel existe un vivac de emergencia asi que vamos a buscarlo.

No hacemos mas que dar vueltas y vueltas sin rastro del vivac. Incluso instalamos cuerdas para descender unos destrepes para poder ascender de nuevo para buscar el vivac mas hacia bajo. Al final llegamos a la conclusión que el vivac que indica la reseña es un pequeño rellano con irregularidades en el suelo para unas 4 o 5 personas apretadas. La putada es que nosotros somos 9!!!!!. Comenzamos a montar los plásticos, las mantas térmicas e hinchar los colchones. En el propio cauce del barranco se instalan Joseba y Juan Carlos con colchonetas con alguna manta térmica. En la parte donde en principio caben 5 personas apretadas estamos 7 personas. Imaginaros la noche que pasamos resbalándonos, cayendonos unos encima de otros, apretadísimos, semisentados. La verdad que no ha sido una de las mejores noches de mi vida en cuanto descanso pero si que la repetiría 50 veces más por lo que ello conlleva.

3

Preparación vivac

4

Encendiendo la hoguerita

Suena la alarma a las 05:00 de la mañana, aunque nos hacemos un poco los remolones en la “cama” y nos levantamos a las 05:30. El siguiente planning de horarios es estar en la base de la cascada antes de las 14:00 de la tarde para poder descender el último tramo de nuestra aventura “Bras Caverné” antes del anochecer, ya que no podíamos pasar una noche más dentro del cauce porque daban lluvia para esa misma noche. Una crecida dentro de Bras Caverné puede ser fatal, ya que ese corredor recoge muchos litros de agua de todo el circo de Trou de Fer.

Comenzamos a recoger y a continuar descendiendo por el cauce a las 07:00 de la mañana. Caminamos un poco y destrepamos un par de resaltes y enseguida llegamos al último rapel que nos separa de la gran vertical. Un pequeño rapel de unos 20 metros.

1            Último rapel, antes de la gran vertical de 300 mts.

Descendemos el rapel, y por fín!!!!. Estamos en un estrecho pasillo donde al final se intuye la caída de 300 metros. Ahora sí tenemos que llevar a cabo el orden de descenso de cada uno de los miembros del equipo para que todo salga a la perfección. Así que comienza Joseba a montar el pasamanos de 10 metros de acceso a la vertical

2Pasamanos de acceso a la gran vertical de 300 mts.

3

Fin del pasamanos y comienzo de la vertical.

Una vez instalado el pasamanos es el mismo Joseba el que desciende hasta el primer fraccionamiento, no sin antes haber pasado la cuerda por un desviador para facilitar la llegada a la siguiente reunión.

4
Superando el desviador
5
                                                                                                    Superado el desviador

Ahora si tenemos a nuestros pies una caída de 300 metros con unas vistas espectaculares. De vez en cuando pasa algún helicóptero con turistas por debajo de nosotros. El lugar es tan inmenso que los helicópteros parecen mosquitos y nosotros pequeñas hormiguitas. Es un sitio mágico.

La siguiente en descender es Bea la cual llega al fraccionamiento donde se encuentra Joseba y desciende en busca del siguiente fraccionamiento.

6Las vistas son brutales.
7

1

Instala Bea el siguiente fraccionamiento y es el turno de Juan Carlos que desciende un rapel teniendo que realizar dos péndulos para llegar al siguiente fraccionamiento para instalar el siguiente rapel.

 

2

Ahora es mi turno, y desciendo el rapel de 110 metros. A mi me toca pasar la cuerda por un desviador para llegar a la siguiente reunión. Cuando llego a la siguiente reunión y me anclo a la instalación, me doy cuenta de que la cuerda llega muy pero que muy justa a las anillas, asi que me toca estirar el brazo y anclar la cuerda pasándola por la anilla haciendo un doble pescador. La cuerda queda muy tensa y tengo miedo de que los siguientes no puedan descender debido a la tensión de la cuerda.
3

Cuando se cuelga Juan Carlos para descender hasta donde estoy yo, la cuerda pierde tensión debido al chicleo de esta. Así que desciende el rapel sin problemas y mi temor a que no pudieran descender desaparece. Esta saliendo todo según lo previsto excepto por los horarios, que como siempre vamos mas retrasados de lo normal.

 

Juan Carlos me baja la siguiente cuerda y yo me voy a instalar el siguiente y último rapel. Soy el primero en llegar al a base de la gran cascada para esperar impaciente a mis compañeros. Ahora solo falta que vallan descendiendo según el planing previsto.

Bruno y Ángel se quedan los últimos para ir recuperando las cuerdas. Les toca montar algún polipasto para facilitar su recuperación, pero todo marcha sin problemas.

4

Último rapel de la vertical

5

El último rapel queda a la izquierda y esta alejado del agua. Estamos todos abajo, nos abrazamos y cantamos victoria sin saber que la aventura aun no había terminado. La peor parte esta por llegar.

Nuestra idea era estar en la base de la gran cascada a las 14:00 de la tarde y ya eran las 16:30. Dan lluvias para esta noche así que no podemos quedarnos aquí a dormir tenemos que continuar por Bras Caverné aunque nos caiga la noche.

Decidimos comenzar a descender por Bras Caverné. Este es un tramo estrecho, oscuro y muy acuático donde tendremos que ir trozos a nado, caminando y superar los pequeños rapeles y destrepes que nos encontraremos por el cauce.

6

Bras Caverné

 

Se nos hace de noche dentro de Bras Caverné y encendemos nuestros frontales para alumbrarnos. Nos acompañan millones y millones de mosquitos, cada paso que damos nos toca quitarnos mosquitos de los ojos y de la boca. Ya se nota el cansancio acumulado y nuestro paso es lento y torpe.

Ahora nuestro objetivo es llegar hasta el final del barranco para en 20 minutos por una pequeña senda alcanzar el parking de debajo. Habiamos quedado a las 18:00 de ese mismo día con los amigos de Juan Carlos que vendrían a por nosotros. No pudimos avisarles y ya eran las 23:30 de la noche. Empieza a llover y estamos dentro del cauce, sabemos que estamos ya casí al final por eso no estamos preocupados, pero pensamos que menos mal que no hemos pasado la noche en el circo.

Llegamos a un punto donde creemos que está  el sendero que nos llevará al parking de abajo en 20 minutos. Al principio es bastante lioso y mas de noche hasta que conseguimos hacernos con él. Un sendero muy empinado y embarrado que cada paso que damos nos resbalamos. Nos ayudamos de las raíces de los árboles para cogernos e ir avanzando.

Llevamos ya una hora andando por el camino así que llegamos a la conclusión de que no estamos en el camino que nosotros queríamos coger, pero decidimos avanzar por el ya que a algún sitio nos llevará.

Paramos para descansar y coger fuerzas muchas veces, hasta que Juan Carlos y Eva deciden que se van a anclar en un árbol para pasar la noche allí. Yo les digo que avancemos un poco más ya que ahí estamos en una pendiente con mucho desnivel y no cabemos todos.

Ellos estan agotados y deciden que quieren pasar allí la noche por que no pueden más. Nosotoros decidimos seguir avanzando ya que allí no nos podemos quedar, avanzamos media hora más hasta que llegamos a la cima de ese sendero y decidimos  pasar allí la noche.

El vivac del día anterior era un hotel 5 estrellas comparado con el de hoy, la lluvia no cesa, el sendero completamente embarrado, agotados. Aun así decidimos poner nuestra lona de plástico para refugiarnos un poco de la lluvia y sin quitarnos nuestros neoprenos descansamos una horita aproximadamente.

Sobre las 06;00 de la mañana nos despertamos y bajamos a buscar a Juan Carlos y Eva los cuales ya no se encuentran allí, así que decidimos continuar hasta llegar al final del sendero. Sin apenas comida, bebiendo agua de la lluvia seguimos nuestro sendero por el que gracias a la luz del sol ya se ve civilización aún muy por debajo de nosotros.

A las 08:00 de la mañana llegamos a la carretera. Nos monta una señora en un autobús escolar y nos deja en el bar donde habíamos quedado con los amigos de Juan Carlos para que vinieran a por nosotros. Allí sacamos los teléfonos móviles, les avisamos y esperamos a los otros dos compañeros que faltan por venir.

Como estamos preocupados decidimos llamar al servicio de emergencias y después de muchas preguntas un helicóptero consiguió localizar a Juan Carlos y Eva que habían vuelto a bajar al barranco para seguir descendiendoló hasta al final.

Ellos están bien, han pasado la noche en una cabaña que hay en el cauce, así que todos felices y contentos con una sensación BRUTAL en el cuerpo por vivir una experiencia INIGUALABLE!!!!!!.

1

El gran equipo!!!

PD: Para mi uno de los mejores descensos de toda mi vida no solo por lo que conlleva descender Trou de Fer, si no además porque allí estaba yo en la base de la gran cascada de 300 metros, esperándola a ella. Estoy preparado para descender un rapel con 300 metros sin ponerme nervioso, pero me temblaban las piernas y la voz para hacer lo que iba a hacer en ese momento. Espero y espero para ver si descienden los demás compañeros para que vieran lo que iba a hacer pero no podía mas. Al final le digo a Juan Carlos que ha llegado la hora. Cojo a Tati y le digo que Juan Carlos va a hacernos una foto panorámica con la cascada detrás. Nos colocamos y ahí estaba yo, solo ante el peligro. Me tiembla la voz al agacharme y preguntarle: QUIERES CASARTE CONMIGO???

Nos abrazamos, y aunque parezca mentira me responde con un si.

En ese momento el barranco TROU DE FER se convierte para mí en el mejor descenso y uno de los días mas felices de mi vida.

2

Daniel Planells Mora

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: